EXPOVIRTUAL

El mercado de la impresión digital siempre ha tenido su hueco dentro de la industria, sobre todo en la textil. La estampación en tejidos se ha extendido tanto que son muchas las fábricas que se dedican a la impresión de estampados en tejidos personalizados para marcas variadas. Dentro de todo esto, en los últimos años han ido ganando terreno las etiquetas personalizadas y todo tipo de etiquetas para ropa. En este post te contamos más sobre su uso y esta nueva moda de personalización.

Etiquetas personalizadas

El mercado de la impresión y personalización de etiquetas ha ido creciendo a lo largo de los años y se trata de un negocio en auge y muy solicitado, sobre todo en épocas muy concretas. Un mercado que se prevé que alcance más de 40.000 millones de dólares en todo el mundo.

Pero seguro que te preguntarás, ¿a qué se debe esta demanda de etiquetas personalizadas? ¿Cómo está aumentando de manera tan rápida el mercado dedicado a la impresión digital?

Con todo el cambio digital y el avance de las nuevas tecnologías, el mundo de la impresión digital ha sido uno de los primeros en adaptarse a los nuevos tiempos, a todas las novedades que ese sector puede ofrecer y alternativas variadas. Tanto es así, que en los últimos años se han disparado el número de impresiones digitales en etiquetas, tanto para uso doméstico como para packaging de muchas marcas que funcionan en el sector online y que ofrecen un producto muy cuidado y lleno de detalles. Detalles que incluyen hasta el cuidado del etiquetado.

El combo de un embalaje personalizado, la apuesta por la sostenibilidad en los productos utilizados para los paquetes y la necesidad de echar una mano a empresas pequeñas y medianas, han hecho que las etiquetas personalizadas cada vez estén más de moda.

Esto en referencia a las marcas y negocio 100% online, pero a ello hay que sumar el mercado del embalaje en el que se utilizan numerosos métodos de impresión y de estampación. Para ello, este tipo de industria ha tenido que adaptarse a las necesidades de la demanda y capacitarse con materiales y maquinaria mucho más innovadora. Es el caso de las imprentas que han dejado de fabricar productos para un público analógico, adaptando su oferta a un público mucho más digital, más inmediato y centrado en el detalle, la calidad y la productividad. Todo ello en un sector mucho más sofisticado que cuenta con procesos de fabricación, diseño, aprobación y estrategias de marketing.

Éxito en la personalización de etiquetas

Todas las marcas, tanto grandes como pequeñas, están impulsando campañas de selección de etiquetas para mejorar la calidad y la presentación de sus productos. Todo ello con el fin de utilizar diferentes efectos de impresión y embellecer este mundo de etiquetas para que tengan ese toque cuidado que tanto se busca. Esa diferenciación es la clave.

Otro de los factores de éxito de este tipo de personalización de etiquetas es la automatización del sector y la presencia en internet. La creciente demanda de tiradas de impresión más cortas, unos tiempos de respuesta más ágiles y una mayor flexibilidad, para poder personalizar cada producto, a la que se enfrentan los impresores de etiquetas está derivando al sector hacia un mayor nivel de automatización en los métodos de impresión digitales y analógicos.

Las marcas de etiquetas personalizadas actuales tienen el objetivo de ampliar su catálogo de posibilidades, con consejos útiles. De este modo, proporcionan productos de marca de alta calidad, protegiendo, también, el medio ambiente. Pero no todo queda en la producción y distribución de productos, sino en el feedback que se tiene por parte de los clientes para mantenerse al día y ofrecer productos cada vez más innovadores.

La diferenciación versa en la calidad más que en la cantidad, en la accesibilidad con procesos de diseño online simplificados que cuentan con menos pasos para la producción y que permite al cliente final un ahorro. Además de contar con un excelente servicio de atención al cliente, del que se encarga un equipo de profesionales, que resuelven cualquier duda o problema. Todo ello con el fin de ofrecer un servicio rápido y eficiente de entrega de productos en un corto plazo de tiempo y aportar la confianza suficiente con materiales de calidad y buenos tiempos de envío y servicio.

Las etiquetas personalizadas son un producto considerado de primer nivel, tanto para marcar la ropa, en el caso de los niños en el cole, como para optar por un diseño de etiquetado perfecto para marcas de todo tipo. Porque una buena etiqueta, bien personalizada es capaz de incrementar las ventas de cualquier marca, combinando diseños, texturas y transmitiendo todos los valores de la marca, haciéndola propia.

Todo ello hace que el auge de las etiquetas personalizadas sea cada vez mayor y sean más los adeptos a este tipo de producto adaptado a cada tipo de servicio.

Fuente: https://www.ultimahora.es/